Cuatro lados

Hipócrita. Una palabra ignorada por el joven  “Rayón”. Al menos eso reflejaba su cara al escuchar tan extraño vocablo el otro día en la estación. “Rayón” era un muchacho delgado de diecisiete años que vivía en las calles desde hace buen tiempo, quizás unos diez. Por increíble que lo parezca ni el mismo recuerda su verdadero nombre, debiendo  su apodo a una mancha en su barbilla cuyo origen es completamente desconocido. Continúa leyendo Cuatro lados